Instituto de Desarrollo Urbano - IDU

Logo Presidencia de la República

Alcaldía entrega imponente puente que ayudará a descongestionar el norte de Bogotá

Odoo CMS - una imagen grande

Bogotá, Lunes 10 de junio de 2019. Cerca de un millón de bogotanos, entre peatones y conductores, se verán beneficiados con la puesta en funcionamiento del tablero sur del puente vehicular de la Avenida San Antonio (Calle 183) con Autopista Norte (Avenida Paseo de los Libertadores), que fue entregado oficialmente hoy a la ciudad por el Alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, y que une a las localidades de Usaquén y Suba en el norte de la ciudad.

“Este nuevo puente se convierte en una solución integral para la movilidad en el norte de la ciudad, pues empata al oriente con la megaobra de la Avenida San Antonio, que ya entregamos en noviembre del año pasado entre las carreras 7 y Autonorte, y al occidente con la ampliación de la calle 183 que estamos haciendo entre la carrera 54D y la Avenida Boyacá, que entregaremos antes de finalizar el año”, indicó el Alcalde Enrique Peñalosa.

Y agregó: “cuando esté completamente listo este corredor vial, que corre paralelo a la calle 170, la Avenida San Antonio también será un paso obligado en los trayectos que conectan la ciudad con la región con los municipios del norte de la sabana como Chía, Cajicá y Zipaquirá, y con los departamentos de Boyacá y Santander”.

Los residentes de cerca de 80 los barrios como Rincón del Puente, San Antonio Norte y Tibabita, en Usaquén, y Nueva Zelandia, Mirandela y Tejares del Norte, en Suba, serán los beneficiarios directos de esta estructura, pues verán reducidos sus desplazamientos diarios hasta en 30 minutos gracias a los 3 amplios, nuevos y modernos carriles de 3.50 metros que permitirán el paso seguro de 12.000 carros cada día. “Los peatones también contarán con un paso seguro para atravesar la Autopista Norte en este punto”, sostuvo el Alcalde.

La construcción del puente de 290,12 metros de longitud comenzó en junio de 2017 y significó una inversión cercana a los $28.000 millones. El proyecto incluyó los accesos de empalme vial y los detalles urbanísticos de este transitado sector. La obra generó 430 empleos entre directos e indirectos.

“Igualmente se construyó una nueva conectante en el costado sur oriental de la intersección, para el tránsito vehicular que transita de sur a norte y toma la Avenida San Antonio hacia el oriente, y generamos más de 1.800 metros cuadrados nuevos de espacio público con mobiliario y arborización”, aseguró Yaneth Mantilla, directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

“La administración de Enrique Peñalosa le sigue cumpliendo a la ciudad entregando las obras que mejoran la movilidad y le traen bienestar a miles de ciudadanos. Esta nueva estructura que hoy ponemos en funcionamiento es clave para este propósito, pues además del ahorro de tiempo para los habitantes del norte de Bogotá, esta obra les trae andenes dignos y seguros y espacio público de calidad”, concluyó la Directora del IDU.